ACNÉ: BENEFICIOS DEL VAPOR FACIAL


Un tratamiento casero muy popular es el de utilizar los beneficios que ofrece el vapor para realizar una limpieza facial profunda y lograr abrir los poros de la cara para que se limpien en profundidad. Se trata de un método que puedes poner en práctica en casa para eliminar los puntos negros tan anti estéticos de tu rostro y purificar la dermis, así tu piel empezará a verse mucho más fresca, vital y joven. 

Algunas sugerencias en función de tu tipo de piel son:
- Piel grasa: menta, eucalipto, romero, salvia.
- Piel seca: manzanilla, caléndula, lavanda, rosa mosqueta.
- Piel normal: lavanda, menta, manzanilla, romero.

➧Una vez hayas seleccionado la planta perfecta, asegúrate de que la piel de tu rostro está bien limpia y si ningún resto de maquillaje. Lávala con un jabón suave y agua fresca. Luego, coloca una olla con un 1 litro de agua, añade dos cucharaditas de hojas secas de la hierba seleccionada, remueve y déjala en el fuego hasta que hierva.
➧Retira la olla del fuego y colócala sobre una superficie plana en la que puedas situar cómodamente tu cabeza sobre ella. Si notas que el agua aún está demasiado caliente, espera unos instantes hasta que notes que eres capaz de soportar el calor que desprende sobre la piel de tu cara.
➧Acerca la cara a la olla y cúbrete con una toalla, realizando una especie de tienda sobre tu cabeza para que no se escape el vapor y el tratamiento de buenos resultados. Debes permanecer en esta posición durante 10 o 15 minutos, así tu piel recibirá el vapor, los poros empezarán a abrirse y podrás deshacerte del sebo y la suciedad que los obstruyen.
➧Pasado ese tiempo, enjuaga la piel de la cara con agua fresca y con la ayuda de un disco de algodón aplica un tónico facial, incidiendo en aquellas zonas en las que tienes más puntos negros. El tónico ayudará a potenciar la limpieza de los poros y a cerrarlos haciendo que tu piel luzca hermosa y radiante. Finaliza, aplicando sobre el rostro una crema hidratante o humectante.

No hay comentarios.:

IMAGEN DE MUJER. Con tecnología de Blogger.