BENEFICIOS DE LA MANZANILLA

Si hay acné, rojeces, infecciones, ojeras, irritaciones, quemaduras, etc., todas pueden tratarse con manzanilla, una planta muy común que otorga múltiples beneficios para tratar la piel.
Existen varias clases de manzanilla, las más comunes: la alemana o manzanilla azul y la romana que es la típica que se encuentra en América. Ambas sirven para el mismo fin y tienen propiedades similares, incluso se las utiliza mezcladas para potenciar sus efectos.


Cómo se usa la manzanilla en la piel
Hay diversas maneras de usar la manzanilla. La más común, en forma de té, es decir mezclando la planta con agua muy caliente para formar un caldo en el que desprende todas sus propiedades. Así entonces puede usarse en compresas, como desinfectante para heridas, limpiador o en baños relajantes.
También en forma de aceite esencial de manzanilla forman parte de medicamentos naturales y cosméticos, así como para masajes o aromaterapia.
En la piel, la manzanilla es la mejor aliada ya que actúa limpiando, tonificando, suavizando y restaurando el equilibrio de la dermis inflamada. Todo eso se debe a sus propiedades medicinales que estimulan la curación de la piel como un poderoso calmante anti-inflamatorio tanto interna como externamente.

Usos y propiedades
En quemaduras: directamente sobre la piel se hace un tratamiento tópico con compresas para aliviar las inflamaciones de la piel, enrojecimiento, irritación o quemaduras comunes y solares. El té de manzanilla brinda entonces alivio inmediato y una curación más rápida del área lesionada. En estos casos son muy valoradas las cualidades antisépticas que posee porque destruyen las bacterias y uno de sus ingredientes medicinales, el anodino, posee el principio activo que alivia el dolor, actuando como antiséptico y calmante todos a la vez.
En pieles con Acné: la manzanilla logra desinflamar los brotes y controlar la grasitud de la piel acnéica. Además como es vasoconstrictora, reduce los antiestéticos capilares faciales y es antialérgica.
Calmante: ayuda a aliviar las irritaciones en la piel por ejemplo luego de la depilación ya que aplicada en buenas cantidades calma la inflamación y relaja la piel.
Relajante: después de una jornada agotadora o si se necesita tener la mirada más despierta, la manzanilla es buena para disminuir las ojeras. Se utiliza directamente en bolsas de té que se remojan en caliente y ya en frío se colocan en los ojos por 5 minutos.
Aclarante natural: disminuye las rojeces y las venitas marcadas especialmente en pómulos y cerca del área de los ojos. Se utiliza mezclando media taza de infusión de manzanilla con una cucharada de miel y una de agua de rosas y aplicada en el rostro por 10 minutos sirve para mejorar la piel y emparejar el tono. Este procedimiento hay que realizarlo al menos 3 veces por semana para ver los resultados.

No hay comentarios.:

IMAGEN DE MUJER. Con tecnología de Blogger.