LIMPIEZA FACIAL CASERA PASO A PASO

Es fundamental, la importancia de una limpieza facial profunda, así como la correcta higiene del rostro.
Las impurezas, la contaminación y la propia grasa que genera nuestra piel puede acabar obstruyendo nuestros poros e impidiendo que nuestra piel respire. Por ello, una higiene facial correcta no debe limitarse a limpiar y desmaquillar la piel a diario. Cada cierto tiempo es necesario realizar una limpieza facial profunda. 

 Productos y materiales para hacer nuestra limpieza facial paso a paso:
Olla pequeña con agua
Papel higiénico
Gel limpiador o jabón neutro
Sal o exfoliante facial
Tónico facial o agua termal
Crema humectante

Limpieza superficial
El primer paso para hacer nuestra limpieza de cutis es hacer una limpieza general en todo el rostro. Si necesitas retirar el maquillaje al final del día, hazlo mejor con un desmaquillante adecuado para tu tipo de piel, pero si no hay maquillaje, puedes simplemente utilizar un gel limpiador o jabón neutro para el rostro.
Para la limpieza en casa, solo tienes que mojar el rostro, mejor con agua templada. A continuación aplica el gel o jabón dando suaves masajes para retirar toda la suciedad y la grasa acumulada, y después enjuaga bien dejando la piel fresca.

Exfoliación
El siguiente paso es hacer una limpieza profunda de cutis, utilizando un exfoliante adecuado. Para la exfoliación es recomendable usar un gel exfoliante que sea específico para la piel del rostro, con un gránulo de tamaño apto para tu tipo de piel. Pero si tienes la piel muy sensible, puede prescindir de este paso, realizándolo solo una vez por semana.
También se puede usar un cepillo limpiador facial, que también deberá ser apto para tu tipo de piel.
La función de esta exfoliación dentro de la limpieza facial en casa, es eliminar todas las células muertas.

Baño de vapor
Una vez al mes, o cuando tu piel lo necesite si es demasiado grasa, es recomendable hacer limpieza de cutis profunda para quitar los puntos negros.
El baño de vapor nos permite abrir los poros para no forzarlos demasiado y poder retirar la suciedad acumulada dentro de ellos.
En una olla añade agua. Deja que hierva, y en cuanto que llegue a una temperatura de 100ºC empezando a burbujear, retírala del fuego. Cubre con una toalla, y deja que se enfríe un poco antes de darte el baño de vapor.
Introduce el rostro con cuidado por debajo de la toalla, para que quede directamente sobre el vapor que desprende la olla. Te cuidado de que no esté a demasiada temperatura para no quemarte, y deja actuar unos pocos minutos hasta que los poros se hayan abierto por completo y seguir con la limpieza facial casera.

Extracción de puntos negros y granitos
Cuando los poros están abiertos es el momento de actuar sobre los puntos negros. Utiliza papel higiénico para ir presionando con tus uñas sobre cada punto negro y extraerlo por completo. El papel higiénico debe estar siempre entre la piel y la uña, para que la suciedad que podamos tener en las uñas no pasen a la piel y pueda producir una infección.

No te olvides de tratar algún granito que tengas en la cara. Ahora es el momento de hacerlo que la piel está más receptiva. Pero en el caso de que extraigas un granito, lo más seguro es que produzcas una herida, así que al terminar, aplica agua oxigenada para que no se infecte y vuelva a salir el granito.

Recuperación del pH natural
Después de todos estos pasos para la limpieza de cutis, la piel del rostro está muy alterada y débil, por lo que debemos ayudar a que se recupere.
Para ello, es mejor usar un tratamiento facial con productos naturales, a modo de tónico que hace que se recupere el pH habitual de la piel y se calme. Todos los tratamientos de belleza facial deben acabar con la aplicación de un buen tónico, cuanto más natural, mejor para la piel.

Hidratación 
El último de los pasos para limpieza de cutis es devolver a la piel la hidratación y los nutrientes que ha perdido a lo largo del día.La piel ha sido tratada en profundidad, está mucho más receptiva, y absorbe con más intensidad cualquier tratamiento reparador que apliquemos.
Aplica una buena crema hidratante adecuada para tu tipo de piel, con protección solar si vas a salir luego de casa, o una crema de noche si es al final del día y estás a punto de irte a la cama.

No hay comentarios.:

IMAGEN DE MUJER. Con tecnología de Blogger.